jueves, 11 de noviembre de 2021

Renacer


Regreso aquí, a este lugar que nunca fue olvido, a este lugar del que me alejaron esas sombras grises que, gracias a mucha gente amiga, no lograron arrebatarme las ganas de vivir, de regresar.  
Hace unos días una buena amiga me regaló una figura de cerámica Taina que representa la diosa Luna. Ese regalo fue como un impulso hacia un nuevo renacer, un motivo para regresar aquí.  
Nunca dejé de querer a mi mundo que casi pierdo, a las personas que, a ambos lados de la luna, han dado forma y sentido a este regreso.  
Quiero dejar aquí, una vez más, momentos vividos y sueños por vivir azules, usados, osados o prestadas que no teman el paso del tiempo ni entristezcan las miradas porque no me obsesiona la eterna juventud ni la perfección de las líneas ni temo al paso cansado de los año.


No quiero dejar de ser quien soy ni renunciar a esas cosas que me han hecho ser como y lo que soy mientras pueda hacer que sueños y realidades caminen a mi lado.  
Nunca nada es, del todo, como lo deseamos y nuca nada es, del todo, oscuridad y derrota. 
Deseo exprimir los colores de la vida y el rumor plateado del agua que me desnuda; deseo dejar a un lado miedos, tabúes, insomnios que convierten en ceniza los sueños y deseos.  
Disfrutemos pues de esos momentos que desafían el caminar tiránico de los relojes, ese tiempo en el que lo prohibido puede ser luz de luna frente a las sombras tenaces de la monotonía.  
Desnudo mi cuerpo y mis sueños sin necesidad de hacer pactos con las agujas del reloj ...porque los recuerdos también son vida.  

Besos.  

Lunna.

domingo, 31 de marzo de 2019

Expuesta a mis caprichos





“Déjame beber de tus senos la ambrosía del sabor de dos perlas desnudas

y expuestas a mis caprichos,

déjame morder el deseo que los erecta entre mis labios,

déjame sasear la sed de mi boca que gime con locura cada vez que te sueño desnuda

y expuesta a mis caprichos”.


( Gracias por tus palabras D. Juan de Marco que he tomado prestadas.)


Besos.

Lunna.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Felices Días




Sonrío mientras escribo; aquí tengo la extraña sensación de que el tiempo se detiene cuando mis emociones se desnudan, cuando mi cuerpo se llena de vuestro cálido aliento y mi intimidad deja de ser un secreto inconfesable solo porque vuestras miradas me iluminan como si fueran la luz de la luna en una noche sedienta de fantasías.

Miro atrás, es mucho lo que hemos compartido; no puedo dejar que el año termine sin agradeceros esas ardientes caricias que siempre son vuestras palabras mientras me invade vuestra presencia como si de una cita clandestina se tratara.

Quizá algún día tengamos esa cita.

Deseo que vuestra noche y mi noche brinden por que nuestros sueños más turbadores no sean las gotas de champán que desconozcan el sabor de la pasión que late en unos labios ardientes.

Besos.

Lunna.

domingo, 15 de julio de 2018

Una vez más.




Una vez más
regresaran tus manos
desde mi memoria
para cobijarse, hambrientas,
entre las voces dormidas.

Tu tacto encontrara
el desorden de la premura
mientras finjo que duermo.

Una vez más
el recuerdo de tu boca
se beberá la humedad de mi sexo.

Besos.

Lunna.

jueves, 24 de mayo de 2018

Entre mis senos varadas.





No puede saber tu voz
donde quedaran sus palabras,
o esclavas de nuestras noches
o entre mis senos varadas.

Besos.

Lunna.

sábado, 7 de abril de 2018

La sed de mis labios.




Me entrego a ti,
despojada de miedos,
para que el empuje imperfecto
de tu sexo
humedezca y derrote
la sed de mis labios.

Besos.

Lunna.

miércoles, 14 de marzo de 2018

Fruta Ajena




Oscurece sobre mis labios.
El agua desnuda mi sed.

Te ofrezco hacer posible todo aquello que otras noches
te han negado.

Se náufrago más allá
de la profundidad de mi sexo,
aun más allá de donde
tú, hombre,
te enervas y me devoras
como fruta ajena.


Besos.

Lunna.